30/09/2018

COMUNICADO

Desde la Liga Paranaense de Fútbol repudiamos la agresión recibida por el árbitro Gustavo Zamora, como así también a los demás réferis como Ricardo Gómez y Pablo Latorre, quienes han sufrido distintas agresiones en partidos disputados durante el presente año,  todos hechos de violencia producidos lamentablemente por futbolistas.
La Liga Paranaense trabaja incansablemente para que estas situaciones no sucedan y se han aplicado como resultado, fuertes sanciones a los futbolistas involucrados. No obstante, se seguirá trabajando para que estas anomalías no vuelvan a ocurrir.
Aprovechamos la ocasión para agradecer a la Policía de Entre Ríos, con la que se viene trabajando en conjunto y a partir de la fecha, va a colaborar con informes en los campos de juego, para que el Tribunal de Disciplina tenga otra herramienta más a la hora de sancionar.
Tampoco podemos dejar de agradecer la colaboración de la familia que concurre a las canchas todos los fines de semana y que gracias al comportamiento se está evaluando la posibilidad de que la parcialidad visitante vuelva a las canchas sin restricción alguna para lo que resta del torneo.
Gracias al esfuerzo mancomunado de los dirigentes de la Liga y los clubes, este año se ha logrado tener violencia 0 en las parcialidades que han concurrido a cada partido, los que suman hasta la fecha alrededor de 1500, estos tres hechos, manchan un poco la labor que se viene haciendo, pero estamos completamente seguro que en poco tiempo, podremos erradicar completamente la violencia, dentro y fuera de las canchas.